Home inspiración Cinco errores comunes para que los nuevos hábitos fracasen

Cinco errores comunes para que los nuevos hábitos fracasen

by Waleska Sallaberry

Para muchos, el 1 de enero es un día de nuevos comienzos. Hacemos resoluciones, creamos listas (o un tablero de sueños / vision board) de lo que queremos alcanzar, nos proponemos a comprar equipo de ejercicios o de cocina que nos ayuden en el proceso a alcanzar ese peso deseado o a reestructurar nuestro presupuesto. En fin, recibimos el año con mucho ímpetu confiando que esta vez sí cumpliremos todas nuestras metas pero uno o dos meses después, la historia no es la misma.

¿Sabías que entre 81 y 92 por ciento de las resoluciones de año nuevo fracasan? O sea, al menos 8 de cada 10 personas caen en viejos hábitos y patrones en vez de adoptar nuevos comportamientos.

¿Por qué? ¿Cuáles son las razones principales por las que tendemos a fracasar? A mis 48 años creo que he podido comprobar varias de ellas que comparto aquí abajo.

PROBLEMA 1: Tratar de cambiar todo de una

SOLUCION: Escoge una y hazla bien.

El consenso general es que debes tratar de enfocarte en unos pocos cambios a la vez; preferiblemente menos de tres…y que estos sean cambios simples.

Hay quienes incluso recomiendan ir mejor uno a la vez. Dicen que toma 21 días crear un hábito. ¿Qué tal si en vez de tratar de arrancar de golpe con todas tus metas, las divides por fecha? Una vez ese hábito se convierte en rutina es más fácil moverse al próximo, ademas que estarás empoderado al saber que ya estas un paso adelante.

Por ejemplo, si quieres perder peso y en tus metas está hacer ejercicios y alguna dieta, te recomiendo comenzar por una de ellas. Una vez estés habituado a uno u otro entonces arrancas con la otra. Comenzar una dieta y un regimen de ejercicios a la vez puede ser un poco abrumador.

El otro día leía sobre los ‘keystone habits”. Nunca había escuchado el término pero me pareció interesantísimo. Es un comportamiento que influye en diferentes aspectos de tu vida. Por ejemplo, hacer ejercicio. Entrenar tendrá efecto en otras áreas de mi vida. No solo recibo los beneficios de ejercitarme, pero disfruto de otros beneficios secundarios: Me concentro mejor, tiendo a comer más sano, duermo mejor y me levanto con más energía.

Si notas, no traté de crear diferentes hábitos para mis metas de enfoque, nutrición, sueño y energía. Con uno sólo de estos otras áreas mejoran.

PROBLEMA 2: Comenzar con un hábito demasiado grande

SOLUCION: Hazlo tan fácil que no puedas decir que no.

La parte mas difícil de un nuevo hábito es comenzar con el comportamiento. Requiere mucha motivación ir al gimnasio luego de un día cargado en el trabajo o la casa, pero una vez comienzas a ejercitarte no requiere mucha fuerza de voluntad para terminarlo. Así que lo mejor que puedes hacer para construir ese nuevo comportamiento es comenzar por un hábito diminuto.

Los nuevos hábitos no deben darte miedo. Ponte una meta que sea tan pequeña que te parezca súper fácil hacer cada día.

  • ¿Quieres hacer 50 pushups cada día? Comienza por 5 o 10 y poco a poco vas añadiendo.
  • ¿Quieres leer más libros? Empieza por leer 2 páginas cada noche.
  • ¿Quieres meditar? Comienza por un minutos cada mañana.  A los 21 días, duplica el tiempo y por ahí sigues.

PROBLEMA 3: Buscar resultados en vez de un ritual

SOLUCION: Enfócate en el comportamiento en vez del resultado.

Casi todas las conversaciones de metas y resoluciones se enfocan en el resultado. ¿Qué quieres alcanzar? ¿Cuántas libras rebajar? ¿Cuántos libros leer?

Y aquí esta el problema: Las nuevas metas no brindan nuevos resultados pero cambios en el estilo de vida sí. El estilo de vida no es un resultado sino un proceso. Por esta razón, toda tu energía debería estar enfocada en crear nuevos rituales en vez de buscar mejores resultados.

Son los rituales los que convierten comportamientos en hábitos. Una vez nos acostumbramos a los ellos, se vuelven automáticos con el tiempo y no requiere entonces mucha atención o energía de nuestra parte.

Si quieres un nuevo hábito, tienes que enamorarte de un nuevo ritual.

PROBLEMA 4: No cambiar tu ambiente

SOLUCION: Crea un ambiente que propicie nuevos hábitos.  Es imposible crear nuevos hábitos en un ambiente negativo.

Por ejemplo:

  • Es casi imposible comer saludable si estas rodeado todo el tiempo de comida chatarra.
  • Es casi imposible mantenerse positivo si estamos rodeados de gente negativa.
  • Es imposible enfocarse en una tarea si estamos bombardeados con mensajes de texto, notificaciones, emails y otras distracciones digitales.
  • Es casi imposible dejar de beber si estamos rodeados constantemente de alcohol
  • …y así por el estilo

Raramente admitimos (o nos damos cuenta) pero nuestros comportamientos son simples respuestas al ambiente que nos rodea.  Como diría mi maestro, Yogi Hari, la asociación correcta es clave.

Por ejemplo, vamos a decir que una de tus resoluciones de año nuevo es reducir el estrés en tu vida y vivir más presente. Vamos a ver…Suena la alarma en la mañana. Agarras el celular, apagas la alarma e inmediatamente entras a ver tus mensajes de texto, emails o a las redes sociales. No has salido de la cama y ya estas pensando en mil cosas: los emails que tienes que responder (si no lo hiciste ya), los updates que te encontraste en facebook o instagram…en fin, mil cosas dando vueltas ente cabeza. tan siquiera te has lavado la cara y ya tu mente está distraída y estrésala.

Si esta escena suena familiar y quieres cambiar ese hábito, la mejor manera es cambiar el ambiente. Si has tratado de poner el celu en ‘airplane mode’ para bloquear mensajes y distracciones en la noche pero al sonar la alarma te conectas es mejor que saques el celu de tu cuarto…el celular viene siendo tu ambiente y es parte del problema.  Cómprate un despertador…mmmjjjj como en los tiempos de antes y deja el cell cargando en otra parte de la casa.

Si tu ambiente no cambia, probablemente tú tampoco.

PROBLEMA 5: Asumir que los pequeños cambios no suman

SOLUCION: Vuélvete un chin mejor cada día.

A cualquiera que oigas hablando sobre sus metas, siempre oirás lo mínimo de lo que esperan alcanzar.

  • “Quiero ahorrar $5,000 este año.”
  • “Quiero leer al menos 12 libros este año.”
  • “Quiero perder al menos 20 libras antes del verano.”

Muchos creen que los logros deben ser grandes para hacer una diferencia. pero si te fijas en tus hábitos actuales, buenos o malos, son el resultados de esos pequeños cambios que hiciste a través del tiempo. Son esos patrones pequeños de comportamiento los que nos llevan al resultados significativos. Así que si estas en serio con comenzar un nuevo habito, empieza con algo pequeño, algo que puedas hacer constantemente. Entonces una vez lo repitas suficientes veces entonces puedes preocuparte por echarle ganas.   

Trabaja con el comportamiento primero y preocupante luego por los resultados.

¿Cuáles son tus resoluciones de este año?

You may also like

Leave a Comment