¿pandemia u hora de despertar?

by Waleska Sallaberry

Todos hemos sido tocados por esta pandemia que está amenazando vidas, cerrando escuelas, negocios y hasta los lugares públicos que solemos frecuentar. Hay quienes le llaman el enemigo invisible, pues nos ha robado nuestra libertad y llenado de miedo.

Pero es en este momento cuando necesitamos escoger el amor sobre el #miedo. Esta enseñanza viene de muchas fuentes que reconocen que existen sólo 2 #emociones—amor y miedo—y que estas no pueden existir al mismo tiempo; y cada una nos trae resultados muy diferentes.

“Cuando sientas ansiedad o miedo, primero date un poco de amor a ti mismo y luego enfoca tu atención en enviar amor a otros y dar gracias por las bendiciones que tienes en tu vida. Al moverte del sentimiento de miedo al amor, no solo te vas a sentir mejor sino que fortalecerás tu sistema inmunológico. Sí, así como lo oyes.”

El #estrés baja nuestras defensas y es el mayor causante de 90 por ciento de las enfermedades, incluyendo enfermedades del corazón y la diabetes. El biólogo celular Dr. Bruce Lipton dice que cuando estamos en el modo “fight-or-flight” (pelea o huye), nuestro cuerpo emite hormonas de estrés como el cortisol que apaga nuestro sistema inmunológico para conservar energía para poder bregar con lo que estamos atravesando. Su conclusión es simple: el miedo al #COVID-19 puede ser igual de peligroso que el virus en sí. Así que mantente positivo, esto va a pasar y mientras más positivo estés menos probabilidades tendrás de ser atacado por esta enfermedad.

Yo pienso que todo esto es parte de un plan divino para que hagamos un alto y podamos reevaluar las cosas importantes de la vida. Darnos cuenta del tren de vida que llevamos que nos impide disfrutar a plenitud de la vida, de nuestros seres queridos y de las maravillas que la Madre Tierra nos da. Creo que es el alto que la humanidad necesitaba a gritos para un cambio de conciencia. Cuando el miedo y las dudas te ataquen recuerda enfocarte en verlo como un momento de introspección y una oportunidad para hacer todas esas cosas que no hemos podido hacer, que con el ajoro del día a día seguimos postergando. Búscale el lado positivo, vas a ver que en la simpleza de tu día a día encontrarás una gran bendición disfrazada detrás de todo esto.

También creo que dentro de ese orden divino estaba el darle un break a nuestro hermoso planeta que ya no aguantaba más. Huracanes desproporcionados, tornados, tsunamis, fuegos, terremotos, inundaciones…nada de esto nos ha hecho despertar al daño inmenso que ocasionamos a nuestra casa, la Madre Tierra. Nos asustamos un ratito y al par de días seguimos matando el planeta con nuestras decisiones diarias. En sólo par de semanas de toque de queda alrededor del mundo hemos visto cómo la Tierra se está regenerando: las aguas están mas claras, el aire más limpio y los animales andan felices por el mundo. Nos está enseñando que el verdadero VIRUS somos nosotros y es hora de despertar. Que pena haber tenido que llegar a esto que estamos viviendo para que finalmente aprendamos la lección.

Ahora es la hora de fortalecer nuestras prácticas de bienestar. Algo tan simple como poner la atención en nuestra respiración puede ayudarnos a conectar con esa calma interior para poder brindar compasión y amor a los demás.

No sabemos cuanto esto va a durar pero algo que sí podemos estar seguros es que el mundo nunca será igual. Esta crisis nos está brindando la oportunidad de mostrar nuestra humanidad y de estar allí los unos para los otros. Esta vez no es cuestión de lo que pasó en Puerto Rico o en China, no es de pobres o ricos, estamos todos en el mismo barco y es la oportunidad de trabajar todos juntos por el bien común, incluida la Madre Tierra. Tenemos que verlo como algo justo y necesario para el despertar de la Humanidad, para un mundo mejor.

Pido con todo mi corazón que todos aprendamos la lección y que veamos esta crisis como una oportunidad de crear una comunidad global más fuerte, vibrante y solidaria que entienda de una vez por todas que TODOS SOMOS UNO. En lo que todo pasa, que va a pasar, si eres de los afortunados que no tienen que reportarse a trabajar, quédate en tu casa y aprovecha el tiempo que el #Universo te está regalando para estar con los tuyos y para dedicarte el tiempo a ti mism@, a hacer todo lo que has querido hacer y no has podido. Toma 21 días crear un hábito. ¿Cuál hábito has querido adoptar sin éxito? Pues ahora es el momento. Tienes el tiempo y la energía para dedicarle. ¡Anda, aprovecha!

Confío que ya para la próxima habremos salido de todo esto. Hasta entonces les dejo como siempre con todo mi amor