¿ya tienes tu bucketlist 2020?

by Waleska Sallaberry
Llegó el nuevo año, una nueva década. Muchos tenemos ese bucket list lleno de cosas que queremos experimentar alguna vez en nuestras vidas. Es recomendable revisar ese listado de vez en cuando porque podría ser que ya no sea reflejo de nuestros valores o deseos más anhelados.

A veces esa listilla estancada nos puede causar ansiedad, frustración y hasta sentimientos de culpa al darnos cuenta que siguen allí año tras año. Pero oye, está bien borrar aquello que ya no te cause emoción o sientas que no es tan importante porque la realidad es que nuestros gustos y prioridades van cambiando con el tiempo.

A veces lo que tenemos en ese bucket list lo pusimos en un momento dado cuando queríamos impresionar a alguien o a los demás. Si ya no te importa impresionar a nadie o ganarte su aprobación entonces aprovecha y cambia esas metas por las que te van a llenar a ti…aquellas que te van a hacer sentirte orgulloso de ti mismo. Quizás la familia siempre ha hablado de la importancia de viajar juntos a la tierra de sus ancestros pero a ti eso no te llama la atención. Quizás prefieres irte en un viaje de peregrinación o que se yo, a explorar culturas que siempre te han llamado la atención.

Así que ahora que está comenzando el año y de seguro–si es que no lo has hecho ya–estás trabajando en tus metas, aprovecha para limpiar tu lista y sacar todo aquello que ya no te hace cosquillitas

O quizás sea revisar la experiencia como tal. Aquella meta de escribir una novela la puedes convertir en una meta de escribir tu propia historia y convertirla en un libro. Quizás si una de tus metas era volverte a casar, la cambias por encontrar esa pareja perfecta con quien puedas disfrutar de la vida, sin importar si algún día se casan o no.

A medida que revisamos la lista podemos reconocer cuales metas aún nos inspiran y cuales ya no o que nos hacen sentir vacíos. Limpiar esa lista escrita en el pasado es un buen ejercicio para volvernos mas conscientes de lo que realmente queremos experimentar ahora—y cuales sueños estamos listos para dejar ir porque ya no nos motivan a luchar por hacerlos realidad. Si hay algo que no hemos hecho que nos genera sentimiento de gozo y emoción al pensar en ello, ponlo en el tope de la lista—y busca la manera de empezar a hacerlo realidad.

¿Y sobre tus #resoluciones de año nuevo? (lee el siguiente escrito) Sólo te digo que saques un ratito y establezcas tus metas del año. No te vaya a pasar como a mi el año pasado. BTW, ¿recuerdas mi carta del mes pasado? Pues, me lo propuse, metí mano, acabé el curso de bienes raíces que había dejado rezagado en tiempo record y pasé la reválida. Meta #1 del año completada. Contenta. Orgullosa. Con mi tanquecito de amor propio lleno.

Que tengas un año maravilloso lleno de bendiciones, salud y sueños realizados.